Visa para un hijo enfermo

Aggie Hoffman

Mi familia y yo llegamos a Estados Unidos con visa de turista y decidimos quedarnos por la mala salud del mas pequeño de todos. Somos de la República Dominicana. Llegamos en 2001; Oscar tiene ya 12 años de edad. Al nacer en mi país sufrió daño cerebral.

Aqui fue atendido desde que llegó y su convulsiones fueron controladas hasta el dia de hoy, le pregunte al neurologo que lo atiende si algun dia el dejaria de usar medicamentos y me respondio que la calidad de vida que él tiene ahora es gracias a los medicamentos. Sin la medicina, no sobreviviria.

Me puse a averiguar si las medicinas que usa mi hijo se podrian encontrar en mi pais, solo encontre una de las cuatro que toma, y su costo es elevadisimo.

¿Hay algo que ampare a mi hijo en esta condición, algún programa o asilo o visado?

En general, la ley estadounidense provee una visa de visita para propósitos de tratamiento médico, con base en que se le demuestra que ese tratamiento no está disponible en el país de origen, y que el solicitante tiene seguro médico o el dinero necesario para pagar por el tratamiento. En su caso los detalles son conmovedores, pero también complejos, no solamente por las razones por las que usted necesita estar en Estados Unidos, sino también porque parece que usted entró a este país sin revelar esos datos y luego se quedó más tiempo que lo que se le permitió.

Una persona que se encuentra en Estados Unidos con visa expirada no puede cambiar a otro estado, porque no le ha quedado nada para cambiar; perdió su estado legal al extender su estadía más allá de la visa. Peor todavía: al haber usted estado en el país de manera ilegal por más de un año, cuando usted salga del país por cualquier razón, aunque esa razón sea obtener otra visa, usted no podrá volver a entrar durante los próximos 10 años. Podría regresar antes, unicamente si obtiene un perdón o waiver. Por otra parte, su hijo no se encuentra en un estado ilegal porque es un menor de edad. Sin embargo, incluso en ese caso sería muy difícil calificarlo para una visa si es que usted no tiene pruebas de que cuenta con los fondos suficientes para su tratamiento médico, y sin que tenga un guardián o encargado en Estados Unidos que se ocupe de sus gastos de vida comunes.

Como ya he explicado en una pregunta anterior referente a la no entrega de los datos verdaderos respecto a una visa o al ingreso a Estados Unidos, su solicitud de visa y entrada a Estados Unidos en esas condiciones podría llegar a ser considerada fraude de visa. Esta ofensa se agregaría a las anteriores y lo hace, nuevamente, inadmisible para su retorno durante 10 años, a menos que usted establezca que no hubo fraude o al menos que usted obtenga un perdón o waiver.

El engaño o tergiversación (“misrepresentation”) consistió en que usted dijo que entraba como turista, cuando en realidad usted entraba para obtener cuidado médico para su hijo. Si la verdad se hubiese dado a conocer, en sus circunstancias, no le hubieran dado una visa y sus declaraciones podrían ser consideradas como evidencia de un intento de engaño y constituirían un fraude de visa.

Usted también pregunta por la posibilidad de recibir asilo. El asilo requiere (1) evidencia de persecución en el pasado, o bien (2) un temor fundado de futura persecución, o bien (3) que haya en su país una práctica o patrón de persecución contra un grupo de características fijas del cual su hijo es un miembro. Un caso podría establecerse con base en las condiciones en su país, especialmente respecto al tratamiento que puede recibir personas que sufren los mismos males que su hijo. Para ello, usted necesita el testimonio de un experto médico referente al problema del que sufre su hijo y una opinión psicológica del estado emocional de su hijo y el sufrimiento por el que pasa. En última instancia, el servicio de Ciudadanía e Inmigración podría tomar la decisión sobre una solicitud de asilo de su hijo, o bien podría derivar su caso a una corte de inmigración en donde sea decidido por un juez.

En caso de que su hijo recibiese el pedido de asilo, hay posibilidad de que se le garantice asilo a sus padres. Incluso si se rechaza el pedido de asilo, hay otras alternativas disponibles, como el pedido de retirar la orden de deportación o postergarla. Se podría incluso aprobársele una autorización de trabajo en cualquiera de estos casos, que debería ser reevaluada y renovada cada año.

Al solicitar el asilo, el gobierno podría responder que la solicitud debe ser prohibida porque no se hizo, como es requerido, durante el primera año de su estadía en Estados Unidos. Pero se podría refutar que como la solicitud está a nombre de su hijo, que es menor de edad, él era incapaz de comprender el requerimiento.

Con base en estos hechos, se puede comprender que usted podría cualificar para una decisión a discreción de las autoridades y una autorización de empleo. Sin embargo, casi nunca recomiendo a mis clientes que se entregen para pedir “discretionary relief” – alivio discrecional – porque si se le niega la solicitud, usted no podría apelar. La próxima etapa sería la deportación.

En suma: su caso es extremadamente complejo. Se le recomienda que no intente solucionarlo sin representación legal por parte de una abogado de inmigración experimentado.

Bookmark the permalink.