Mi Esposo Entró con Visa Falsa

Aggie Hoffman

Mi esposo, cuando fue a solicitar su residencia, dio como información la de una visa que había comprado, pero que tenía toda su información real.

Inmigración le concedió la residencia. Pero al volver a solicitar, para la visa permanente, se dieron cuenta de que había cometido fraude al dar una visa comprada.

En consecuencia, mi esposo tiene ahora una orden de deportación. Yo quería saber si no hay posibilidad de que se le perdone este fraude.

El entró a Estados Unidos por el mar en 2004. Yo, su esposa, nací aquí. Tenemos un bebé de tres años, que también nació acá. Mi bebé tiene problemas de atraso y le dan terapia. Yo sufro de depresión y me dan medicamento. Me dijeron que eso podía ayudar. Por favor dígame si se puede hacer algo.

Su caso es muy complicado y los hechos confusos. Es sumamente importante que su esposo consiga la ayuda de un abogado de inmigración experimentado para que lo represente en la corte. Especialmente porque su esposo podría perder todo lo que ha creado en Estados Unidos para su vida: usted y su hijo.

Usted dice que a su esposo le dieron la residencia condicional por dos años, con base en que se casó con usted, ciudadana estadounidense. Después de dos años, era elegible para remover la condicionalidad de su visa y convertirse en residente permanente. En ese momentoel gobierno descubrió que la visa de ingreso que él había presentado inicialmente era fraudulenta. Por tal razón, no se le concede la residencia permanente.

Es importante comprender que aunque no tiene residencia permanente, su esposo tiene un estatus legal hasta que un juez de inmigración decida lo contrario. Por lo general, USCIS, el U.S. Citizenship and Immigration Services, emite una Orden de Comparecencia (Notice to Appear o NTA) ante un tribunal de inmigración. Hasta el momento de la comparecencia ante el tribunal, su esposo sigue teniendo estado legal y recibiendo la autorización de empleo.

Si su esposo solamente ha recibido una NTA, todavía tiene tiempo de encontrar un abogado de inmigración y prepararse para el procedimiento judicial. Como usted y su esposo tienen hijos en común, su matrimonio parece ser bona fide, lícito, por lo que el gobierno no puede anular la residencia diciendo que el matrimonio es fraudulento.

Sin embargo, su esposo podría tener que presentar una solicitud de perdón por el fraude en la visa, presentando evidencia de “dificultades extremas” para usted, que es su esposa y ciudadana de Estados Unidos. Otro problema podría ser que si entró al país ilegalmente, no califica para ajuste de estatus en Estados Unidos y va a tener que hacer el proceso fuera del país. Esto puede crear el problema de que le den una multa de 10 años de ineligibilidad para entrar, por haber estado ilegalmente aquí por más de un año, lo que significa que hay que presentar una solicitud de perdón más.

Otra opción es que su esposo pida al juez que le cancele la remoción u orden de deportación. Para calificar, tiene que presentar evidencia de lo siguiente:

  1. Ha vivido en Estados Unidos durante al menos diez (10) años antes de la Orden de Comparecencia o NTA.
  2. Ha sido una persona de buenas morales y carácter, y
  3. Su deportación causaría una “dificultad extremadamente inusual y excepcional” a su hijo que es ciudadano de Estados Unidos y a su esposa que es ciudadana de Estados Unidos. Considerando el problema de retraso de su hijo y la depresión que usted sufre, se podría presentar un caso con fuertes datos que podrían cualificar.

Sin embargo, hay obstáculos todavía. Demostrar que su esposo tenga buenas morales puede ser un problema, después de que cometió fraude con su visa. Como dije antes, su esposo tiene que volver a pedir un perdón por esa conducta. Si el delito fue cometido en 2004, y si es el único problema de carácter, se puede pedir el perdón con buenos argumentos. El perdón requiere en este caso que él demuestre “extremas dificultades”. Esto es menos difícil de demostrar que “dificultad extremadamente inusual y excepcional”.

Pero algo que podría eliminar las chances de su marido totalmente es si entró al país con una visa de tripulante (crewman). En esta visa no hay posibilidad de cancelar la deportación.

Si su esposo ya tuvo audiencia con un juez de inmigración y si el juez ya decidió dar una orden de deportación, su esposo puede apelar el caso o pedir la reapertura del caso (Motion to Reopen). La apelación debe ser presentada antes de que se cumplan 30 días de la decisión del juez. El pedido de reabrir el caso debe ser presentado antes de que se cumplan 90 días.

Por último, si su esposo es deportado, usted puede comenzar el proceso de inmigración mientras él está fuera de Estados Unidos. Pero el problema aquí será que por haber vivido de manera ilegal aquí durante más de un año, no podrá retornar durante 10 años. Ustede deberá, una vez más, pedir un perdón por esta ofensa.

Bookmark the permalink.